Parásitos intestinales (lombriz). Oxiuros. Síntomas de parásitos en niños

 

Las parasitosis intestinales son frecuentes en niños.

En este tipo de parasitosis , la hembra del parásito se desplaza hasta zona perianal por la noche normalmente, ahí deposita los huevos que quedan adheridos a la piel o en la ropa. El niño se rasca la zona quedando bajo las uñas, con lo que si se lleva la manos a la boca se perpetua la infección.

¿Cómo se transmite?

La vía de transmisión es fecal oral,por ello es muy importante un adecuado lavado de manos y llevar las uñas cortitas y limpias.

¿Qué síntomas produce?

Sensación de picor o de cuerpo extraño, también puede dar afectación genital en niñas (vulvovaginitis), que el niño se despierte por la noche, heridas por rascado e infección de estas, dolor abdominal.

No está demostrada su relación con el bruxismo, la enuresis nocturna o picor nasal.

 

¿Cómo se diagnostica?

-Visualización directa del gusano (se puede ver en la exploración del ano o de la vagina) es frecuente sobre todo verlo por la noche que es cuando la hembra coloca los huevos.

Test de Graham o “del celofan” : se coloca la cinta adhesiva transparente por la mañana y se visualiza los huevos depositados.

 

¿Cómo se trata y previene?

El fármaco que se suele emplear es el mebendazol que se suele repetir a las dos semanas.

Los huevos pueden permanecer largo tiempo en la ropa

Conviene lavar con agua caliente y lejía la ropa de cama, los pijamas y las toallas.

Extremar la higiene de las manos y uñas cortitas, la higiene del wc.

Se recomienda tratar a todos los miembros de la familia ante la posibilidad de perpetuar la infección.