SINTOMAS Y COMO CURAR LA CONJUNTIVITIS EN NIÑOS

CONJUNTIVITIS DEL RECIÉN NACIDO. OBSTRUCCIÓN DEL CONDUCTO LAGRIMAL.

La conjuntivitis del recién nacido se presenta en el primer mes de vida.

La tendrán un 2 % de los recién nacidos de media.

Para prevenirla se suele aplicar al nacimiento la profilaxis oftálmica (pomada antibiótica que se administra en los ojos cuando nace el bebé).

¿Cuáles son las causas?

Infecciosas por chlamydia, gonococo, otras bacterias (estafilococo, neumococo, haemophilus, estreptococos, etc), químicas (antibióticos o nitrato de plata), virus herpes simple, etc

¿Cuáles son los síntomas?

Enrojecimiento de la conjuntiva difuso de un ojo o de los dos.

Secreción purulenta o mucosa.

Otros síntomas: inflamación de los párpados, aumento del tamaño de los ganglios, etc

¿Cómo se trata?

Es importante la higiene adecuada, limpiar bien las secreciones con suero salino fisiológico y retirando la suciedad con una gasita de dentro hacia fuera del ojo.

En los casos en que esté producido por bacterias el pediatra pautará un antibiótico.

 

OBSTRUCCIÓN DEL CONDUCTO LAGRIMAL

Ocurrirá entre 1-5 % de los recién nacidos y en un tercio de los casos es bilateral (se produce en ambos ojos).

Es una causa frecuente de conjuntivitis de repetición en el recién nacido.

¿Qué síntomas produce?

LAGRIMEO que suele comenzar a las 2-6 semanas de vida, secreción mucosa que se acumula en los márgenes de los párpados y en las pestañas pudiendo producir una dermatitis secundaria. CONJUNTIVITIS porque se sobreinfectan las lágrimas estancadas (secreción mucopurulenta, ojo rojo y molestias oculares). A veces la obstrucción puede ocasionar celulitis (inflamación de la piel ) y dacriocistitis (sobreinfección del saco lagrimal).

En las situaciones en las que aumente la congestión nasal (como los catarros) pueden producirse un empeoramiento de los síntomas.

¿Cómo se trata?

-Masajeando el saco lagrimal. Es la medida más importante, ya que la mayoría de las obstrucciones congénitas se resuelven alrededor de los 6 meses de edad. Se realiza colocando el dedo por encima del canto interno del ojo, apretando con firmeza y deslizando el dedo hacia abajo unas 5-10 veces unas 3 veces al día.

-Higiene frecuente de párpados y pestañas: con suero salino fisiológico y una gasita siempre de dentro hacia afuera del ojo y una gasa distinta para cada ojo.

-Si existe sobreinfección el pediatra le pautará un colirio antibiótico o una pomada antibiótica.

Si no se resuelve y la intensidad y frecuencia de los síntomas no mejoran con el masaje se realizará un sondaje del conducto lagrimal.